Creo que el vídeo de una boda debe ser un reportaje fiel a todo lo que pase durante este día tan especial para ustedes. Cada momento, cada situación, cada gesto es importante, por eso estamos pendiente de todo eso para retratarlo. No creamos situaciones falsas o forzadas que rompan con la naturalidad y la privacidad del momento.

Tomamos el trabajo de grabación como el mas importante, donde se captan las emociones de cada instante tratando de no dejar nada de lado utilizando una mirada selectiva y un ojo enfocado en los detalles. Luego en la edición se le da forma y color a todos esos momentos para lograr un vídeo estéticamente agradable, ágil y entretenido.

Damos importancia a conocernos personalmente y hablar de todo lo que quieran que se retrate ese día. Cada boda es diferente por eso hay que saberlo todo con anticipación, para que luego la experiencia y el sentido común nos conduzcan a realizarles un buen trabajo. Si, sentido común y experiencia para no perderse nada, para no ser entrometido, para saber siempre lo que va a venir, para hacer algo que luego guste.